Revelan sobrecupo en los Conalep de Saltillo; con más de sesenta pupilos por sala

De esta manera lo descubrieron a VANGUARDIA trabajadores de los Conalep I y II, quienes destaparon diferentes anomalías, entre aquéllas que se halla el sobrecupo, con más de sesenta estudiantes por sala, cuando lo idóneo serían treinta y cinco

En los planteles del Instituto Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) de Saltillo, los pupilos aprenden —literal— “hombro con hombro”.

De forma anónima por el miedo a represalias, el personal apuntó además de esto que debido a eso y al bajo sueldo (cien pesos por clase), los maestros que comienzan a dar cursos renuncian de forma rápida.

Conforme las declaraciones, el inconveniente del sobrecupo es tan grave, que en una ocasión hubo un salón que llegó a los setenta pupilos, al paso que los enseñantes han recibido la orden de que solo pueden censurar al diez por ciento.

Otra problemática que han enfrentado en los últimos días es que por lo menos diez jóvenes ha enfermado de inconvenientes gastrointestinales, esto en el plantel II situado en la colonia Miguel Noble, con lo que solicitan la intervención de la Secretaría de Salud.

El personal culpa a la preparación de los comestibles de la cafetería, puesto que aseguran que el encargado es un amigo de confianza del directivo, por lo que la Dirección no hace nada para progresar las cosas.

Piden una revisión por la parte de la Jurisdicción Sanitaria de la SS.

Conforme datos en poder de este medio, hoy en día la plantilla de pupilos del Conalep I, situado en la colonia Francisco I. Madero, es de mil setecientos cinco, al paso que en el Conalep II es de mil quinientos sesenta y uno.

Conforme la Organización para la Colaboración y el Desarrollo Económico (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), el número promedio admisible en los países desarrollados es de quince pupilos por aula; en las escuelas de México el número promedio es de treinta estudiantes, con lo que esa cantidad posiciona al país en el número uno en sobrepoblación en los salones escolares.

Add Comment